Go to Top

La Dehesa

La Dehesa es un terreno muy apropiado para la producción del cerdo, ya que vive en libertad en este espacio y permanece en movimiento, lo que asienta la base de la calidad de sus carnes. Su origen está en los bosques mediterráneos, donde el ser humano eliminó parte de la masa arbolada para conseguir un territorio que permitiera la actividad económica agrícola con la forestal y la ganadera.

El término dehesa procede de defesa, que en latín significa defensa o terreno acotado para uso de los pastos. Una etimología derivada de la Reconquista, muy especialmente desde el siglo XIII, cuando los ganaderos locales empezaron a vallar sus fincas para cerrar el paso a los rebaños de la trashumancia.

El valor de la dehesa, que ocupa en España 3,5 millones de hectáreas, -además de su contribución al medio ambiente y la biodiversidad- radica principalmente en las explotaciones ganaderas que cobija, de cerdo ibérico y de campo, ovejas, de vacas, toros de lidia, caballos, asno o gallina. La dehesa de Vera Vieja está dedicada en exclusiva al cerdo ibérico.

Debido a las características del suelo, en estas zonas la agricultura no aporta altos rendimientos, pero contribuye al autoabastecimiento de materias primas para la alimentación animal con varias especies de leguminosas y forrajeras, además de pequeñas producciones de girasol o trigos duros.